Asociación Bodhicitta

Escola de l'Ésser

Mediateca Meditativa

Enciclopedia de Dharma

Los doce eslabones del origen dependiente

Los doce eslabones del origen dependiente[1]

(Sánscrito dvādaśāṅga-pratītyasamutpāda; tibetano རྟེན་འབྲེལ་ཡན་ལག་བཅུ་གཉིས་, tendrel yenlak chuñi)

 

 

La Rueda de la Vida

Los doce eslabones del origen dependiente, también denominados los doce nidanas (sánscrito nidāna), son:

 

  1. Ignorancia (sánscrito avidyā; tibetano མ་རིག་པ་, ma rigpa): la ignorancia fundamental de las verdades y el engaño de percibir erróneamente los skandhas[2] como un yo.
  2. Formación (sánscrito saṁskāra; tibetano འདུ་བྱེད་, duche): mientras hay ignorancia hay formación de karma: positivo, negativo y neutro. Esto forma los renacimientos en los distintos reinos de existencia.
  3. Conciencia (sánscrito vijñāna; tibetano རྣམ་པར་ཤེས་པ་, nampar shepa): las formaciones provocan la conciencia de la próxima existencia. La conciencia que impulsa a uno hacia la próxima existencia se llama conciencia impulsora. Y la conciencia que es conducida a ese estado particular, una vez que se dan las condiciones, se conoce como la conciencia del resultado impelido. Estos dos aspectos de la conciencia se cuentan como un solo eslabón, ya que juntos establecen el vínculo entre dos vidas.
  4. Nombre y forma (sánscrito nāma-rūpa; tibetano མིང་དང་གཟུགས་, ming dang suk): los cinco skandhas. Por el poder de la conciencia uno se vincula a una matriz, y allí se desarrolla el cuerpo: la forma y los cuatro skandhas de ‘nombre’, sensación, percepción, formación y conciencia.
  5. Los seis ayatanas (sánscrito ṣaḍāyatana; tibetano སྐྱེ་མཆེད་དྲུག་, kyemche druk): surgen entonces los seis ayatanas internos, que son las facultades sensoriales.
  6. Contacto (sánscrito sparśa; tibetano རེག་པ་, rekpa): la unión de los objetos, la facultad sensorial y la conciencia es el contacto.
  7. Sensación (sánscrito vedanā; tibetano ཚོར་བ་, tsorwa): del contacto surge la sensación: placentera, dolorosa y neutra.
  8. Ansia (sánscrito tṛṣṇā; tibetano སྲེད་པ་, sepa): se desarrolla entonces el deseo de no separarse de las sensaciones placenteras y de liberarse de las sensaciones dolorosas.
  9. Aferrarse (sánscrito upādāna; tibetano ལེན་པ་, lenpa): a medida que aumenta el ansia, se desarrolla el aferramiento, es decir, el esfuerzo activo por no separarse nunca de lo que es placentero y por evitar lo que es doloroso.
  10. Devenir (sánscrito bhava; tibetano སྲིད་པ་, sipa): a través de este aferramiento uno actúa con el cuerpo, el habla y la mente, y crea el karma que determina su próxima existencia.
  11. Renacimiento (sánscrito jāti; tibetano སྐྱེ་བ་, kyewa): a través del poder de este devenir, se renace en un lugar de nacimiento concreto, siempre que se den las condiciones necesarias.
  12. La vejez y la muerte (sánscrito jarā-maraṇa; tibetano རྒ་ཤི་, ga shi): después del renacimiento hay un proceso continuo de envejecimiento, a medida que los skandhas cambian y se desarrollan; y al final hay muerte cuando los skandhas finalmente cesan.

Imágenes que se utilizan para ejemplificar los doce eslabones de origen dependiente

  1. Ignorancia – Un viejo ciego buscando a tientas el camino con un bastón.
  2. Formaciones kármicasUn alfarero dando forma a un jarrón en un torno. Las vasijas que hace el alfarero simbolizan las acciones del cuerpo, el habla y la mente con las que moldea su karma en la rueda de la vida. Las huellas o rastros kármicos de las acciones en vidas anteriores afectan a nuestras vidas presentes y futuras en forma de ciertas propensiones, al igual que el torno del alfarero sigue girando después de un solo empujón.
  3. ConcienciaUn mono que se balancea en un árbol. El mono representa nuestra conciencia, la forma en que tendemos a saltar de un pensamiento a otro de manera incontrolada.
  4. Nombre y formaUna persona (o personas) en una barca. Los cinco skandhas que conforman nuestro sentido del “yo” necesitan un cuerpo físico: la forma (la barca) y una psique: el nombre (los skandhas mentales: sensación, percepción, formaciones mentales, conciencia).
  5. Seis ayatanas u órganos de los sentidosUna casa con cinco ventanas y una puerta. Simboliza los seis sentidos a través de los cuales se percibe el mundo exterior. En la rueda de la vida están representados por una casa vacía porque es un momento en el que los órganos del embrión se están desarrollando pero aún no funcionan.
  6. ContactoUna pareja que se abraza.
  7. SensaciónUna persona con una flecha en el ojo.
  8. AnsiaUna mujer ofreciendo una bebida a un hombre.
  9. AferramientoUn hombre que arranca una fruta de un árbol.
  10. DevenirUna hermosa novia (a veces representada como una pareja haciendo el amor o una mujer embarazada).
  11. NacimientoUna mujer dando a luz.
  12. Vejez y muerte Portadores con un cadáver.

Notas

[1] [Nota del Traductor] También se les puede encontrar traducidos como ‘Doce eslabones de surgimiento dependiente’.

[2] [Nota del Traductor] El término sánscrito skandha comúnmente se traduce como ‘agregado’. Los cinco skandhas o agregados según explica el budismo, componen nuestra existencia mental y física, y son la base de lo que llamamos ‘yo’.

 

Créditos

Traducido por el equipo de traductores de la Asociación Bodhicitta Escola de l’Ésser del original Twelve links of dependent origination de Rigpa Wiki.
(https://www.rigpawiki.org/index.php?title=Twelve_links_of_dependent_origination).
Publicado en la Enciclopedia de Dharma en Julio del 2021. 

 

Este mantra de veintiséis sílabas pertenece al Tantra raíz  de Mañjuśrī .
Cuando se coloca dentro de algún texto, previene que la persona que pise
o pase por encima de este texto, acumule  karma negativo.

Suscríbete a la newsletter

Recibirás periódicamente información de nuestras actividades

Suscríbete a la newsletter

¡Confirma tu suscripción haciendo clic en el enlace que recibirás por correo!