Asociación Bodhicitta

Escola de l'Ésser

Mediateca Meditativa

Enciclopedia de Dharma

Los cuatro inconmensurables

Los cuatro inconmensurables

Los cuatro inconmensurables 1 (Sánscrito caturapramāṇa; Tibetano ཚད་མེད་བཞི།, tseme shi) son:

 

  • Ecuanimidad (Tibetano བཏང་སྙོམས།, tangñom), que es el deseo de que los seres se liberen de la actitud de apego a unos y de aversión a otros.
  • Amor (Tibetano བྱམས་པ།, champa), que es el deseo de que los seres tengan felicidad y sus causas.
  • Compasión (Tibetano སྙིང་རྗེ།, ñingche), que es el deseo de que los seres estén libres del sufrimiento y de sus causas.
  • Alegría (Tibetano དགའ་བ།, gawa), que es el deseo de que los seres permanezcan felices y su felicidad aumente aun más.

Cómo practicar los cuatro inconmensurables 2

  1. Ecuanimidad

En principio necesitamos entrenar la mente en la ecuanimidad. La forma en que actualmente estamos apegados a nuestros amigos y somos agresivos con nuestros enemigos es un error que proviene de no examinar la situación a fondo. En realidad, los llamados “enemigos” de hoy han sido, en el curso de nuestras muchas vidas pasadas, amigos queridos que nos han ayudado enormemente. Y aquellos a quienes actualmente consideramos nuestros “amigos” han sido nuestros enemigos en vidas pasadas, habiéndonos causado un daño considerable.

El noble Katyayana dijo:

“Él come la carne de su padre, mientras golpea a su propia madre

y acuna en su regazo al enemigo que mató;

la esposa roe los huesos de su marido.

¡El saṃsāra es suficiente para reírse a carcajadas!”

Reconoce que este prejuicio, que actualmente hace que veamos a algunas personas como nuestros amigos y a otras como nuestros enemigos, es el resultado de haber caído bajo el poder de la ignorancia. Entrena tu mente hasta que sientas una actitud benevolente, como la que tienes ahora con tus actuales madre y padre, para todos los seres, especialmente para tus “enemigos” y aquellos que te ponen obstáculos.

  1. Amor

Entonces, dado que estos seres te han mostrado exactamente la misma bondad que tus padres actuales, cultiva el amor por todos ellos y deséales felicidad para retribuir su bondad pasada. Entrénate para ser como los padres que cuidan a un niño pequeño, o una madre pájaro que cuida a sus crías, de modo que lleves a cabo todas tus acciones de cuerpo, habla y mente con el propósito de asegurar la felicidad y el bienestar de los demás.

  1. Compasión

Cultiva la compasión, que es el deseo de que los seres se liberen del sufrimiento. Imagina un preso que está a punto de ser ejecutado, o un animal en el matadero, y ponte en su lugar, o imagina que ellos son tu propia y querida madre. Cuando experimentes por ellos un intenso sentimiento de compasión, casi insoportable, considera que, aunque el que experimenta dicho sufrimiento no es en realidad tu madre o tu padre en esta vida, él o ella ha sido tu madre y tu padre incontables veces a lo largo de tus innumerables vidas. Practica el cultivo de esta compasión hasta que sientas por todos los seres sintientes exactamente la misma compasión que sientes por tus propios madre y padre.

  1. Alegría

Siempre que veas a alguien que es rico y poderoso, y que aparentemente disfruta de todos los placeres de los reinos superiores, o siempre que veas a alguien que posee las cualidades del conocimiento y la realización de acuerdo con las escrituras, no sientas por él ni resentimiento ni envidia, aunque consideres que es tu enemigo. En cambio, siéntete alegre y pide el deseo de que sus riquezas y poder aumenten aún más. Y reza para que todos los seres sintientes puedan experimentar el mismo tipo de buena fortuna. Entrena tu mente de esta manera, una y otra vez.

Si al practicar el entrenamiento de la mente en estos cuatro inconmensurables procedes gradualmente —primero considerando a tus propios padres, luego incluyendo a tus amigos y familiares, y finalmente ampliando la práctica a tus enemigos— llegarás a sentir el mismo amor y compasión por tus enemigos que por tus padres. Ésta es la medida de tu entrenamiento mental.

Notas

  1. Sobre todo en la tradición Pali estos cuatro inconmensurables se conocen a menudo como los cuatro brahmaviharas o moradas de Brahma (Tibetano ཚངས་པའི་གནས་བཞི་, Wyl. tshangs pa’i gnas bzhi)
  2. Esta sección está basada en Arousing Bodhichitta del Comentario Ngöndro de Chökyi Drakpa.

Enseñanzas para profundizar

Pdf: «La ecuanimidad inconmensurable» de Erric Solomon

Pdf: «La inconmensurable bondad amorosa» de Erric Solomon

Pdf: «La compasión inconmensurable» de Erric Solomon

Pdf: «La alegría empática inconmensurable» de Erric Solomon

 

Créditos

Traducido por el equipo de traductores de la Asociación Bodhicitta Escola de l’Ésser del original Four Immeasurables de Rigpa Wiki.
(http://www.rigpawiki.org/index.php?title=Four_immeasurables)
Publicado en la Enciclopedia de Dharma en enero del 2021. 

 

Este mantra de veintiséis sílabas pertenece al Tantra raíz  de Mañjuśrī .
Cuando se coloca dentro de algún texto, previene que la persona que pise
o pase por encima de este texto, acumule  karma negativo.